LOS PELIGROS DE LA VACUNACIÓN

Se nos venden como el elixir que nos va a librar a nosotros, y sobre todo a nuestros “pobres e inocentes” hijos, de todos los males de nuestra condición humana. Se nos amenaza con la “excomunión” social si no aceptamos el dogma de su efectividad, y se las inoculamos, con  entusiasmo, a nuestros pequeños, cada vez en mayor número y a edades más tempranas. Se nos ha “lavado el cerebro” desde nuestra más tierna infancia con sus beneficios, pero nunca nadie ha promovido desde los poderes públicos, lo que es su deber: un debate realmente adulto sobre sus pros y sus contras. Han delegado tan fundamental asunto, a la cerrada y corporativista casta de los médicos y estos a la industria farmacéutica.  Ante tales arbitrariedes, la ciudadanía del siglo XXI no puede sino reaccionar. Este es un documento para la reflexión. No pretende convencer a nadie, pero como verán los argumentos son de un peso insoslayable… Y no la actitud de “cuatro hippies inconscientes que ponen en peligro a todos los demás”. ¿Quién es en realidad el “inconsciente”?

¿Por qué las vacunas son peligrosas?

1. Las vacunas contienen productos a base de hidróxido de aluminio, conocido degenerativo del sistema nervioso. Unas 25 vacunas contienen concretamente el aluminio, entre las cuales:

-          Tétanos

-          Difteria

-          Hepatitis A y B

-          Tos ferina

-          Encefalitis

En Francia, se ha concluido de manera definitiva que el aluminio presente en las mismas produce una proliferación anormal de macrófagos denominada “Miofasistis de macrófagos”, definida por una lesión característica en el músculo deltoides, que es el músculo donde se inyecta la vacuna. Se descubrió la presencia anormal de sales de aluminio en estas células inmunes.

Los primeros casos aparecieron en Francia en 1993-94 al comienzo de las grandes campañas de vacunación contra la hepatitis B. También ha sido acusada de producir esclerosis en placas, síndrome de fatiga crónica y síndromes neurológicos graves.

Contienen además Timerosal, un conservante a base de mercurio (etilmercurio) presente en la mayoría de las vacunas. Ha sido implicado en trastornos del desarrollo neurológico en humanos incluidos el autismo y una amplia gama de toxicidades reproductivas, incluidos efectos teratogénicos, mutagénicos y muerte fetal. El Timerosal esta clasificado como un teratógeno humano.

Contienen además:

- Proteína de huevo: que incluye las fracciones del virus.

- Gelatina: cuando inoculada directamente en sangre, puede ocasionar reacciones alérgicas fuertes con anafilaxia y en caso de hipersensibilidad, muerte súbita.

- Polisorbato 80: puede ocasionar reacciones alérgicas fuertes con anafilaxia y en caso de hipersensibilidad, muerte súbita.

- Formaldehído: un conocido carcinógeno.

- Triton X100: un potente detergente

- Gentamicina: un antibiótico

- Escualeno: sustancia lipídica de la biosíntesis del colesterol, potente estimulador natural del sistema inmune por vía digestiva, pero asociada a graves problemas neurológicos cuando se inocula directamente a la sangre. Entre ellas el síndrome de Guillain-Barre una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca parte del sistema nervioso periférico.

- Y muchos otros como: sangre de cerdo, sangre de caballo, cerebro de conejo, riñón de perro, riñón de mono, huevo de pollo, embrión de pollo, tejidos humanos de fetos abortados etc.. etc.. etc..

2. Las vacunas son la única causa de enfermedad de varias patologías hoy en día, en el occidente “civilizado” como la Polio o la Difteria.

3. Las vacunas tienen una probabilidad de muerte o de lesión irreversible mayor que la propia enfermedad (DPT, Tos ferina).

4. Las vacunas son una de las causas principales de muerte súbita del recién nacido.

5. Las enfermedades infantiles son, en la inmensa mayoría de los casos, benignas y favorecedoras de la inmunidad natural y de su maduración. Si se vacuna, en el supuesto mejor de los casos, lo que haríamos seria retrasar enfermedades que son benignas en la infancia, a la edad adulta, donde si pueden resultar letales y/o discapacitantes.

6. Producen desordenes a corto, medio y largo plazo que luego no se relacionan con las mismas, por la censura y manipulación a la que estamos sometidos, debido al inmenso negocio que suponen. Trastornos inmunológicos y nerviosos como: encefalitis, epilepsia, diabetes, asma, desordenes del sueño, autismo, hiperactividad, desordenes de la atención, dislexia.

Los elementos víricos, metales pesados, disruptores hormonales varios, pueden persistir, interaccionar y mutar en el cuerpo humano durante toda la vida con consecuencias “desconocidas” e imprevisibles. Por ejemplo, el toxoide de la tos ferina utilizado en la vacuna, es usado para producir encefalitis en los animales de laboratorio.

7. Se ocultan las muertes, lesiones y reacciones adversas a las mismas, y se niega sistemáticamente el derecho a la información. La inmensa mayoría de los médicos no informan de esos efectos ni a las autoridades sanitarias ni a los padres.

8. Los antibióticos dados en el mes de vacunación, aumentan varias veces los riesgos de contraer la polio, como demuestra el caso Rumano.

 Los mitos de las vacunas:

9. Los declives de las enfermedades infecciosas agudas, contrariamente a la propaganda hecha durante décadas, se produjeron bastante antes de la introducción de las campañas de vacunación. Lo que produjo estas disminuciones en los índices de enfermedad, fueron la Higiene y la mejora de la dieta, como se demuestra hoy en día en el tercer mundo, en datos de la propia OMS.

10. Se producen constantes fallos de la vacunación. Poblaciones totalmente vacunadas contraen las enfermedades. Hay varias epidemias que siguieron campañas de inmunización total.

11. Las vacunas se limitan a aumentar el número de anticuerpos, pero eso no es inmunidad. La inmunidad natural es algo mucho más complejo que implica a muchos órganos y sistemas. Hay enfermedades de hecho, cada vez más, que producen la muerte, no por el germen o la toxina, sino por una desproporcionada producción de anticuerpos que, lejos de desactivar la noxa infecciosa, acaban colapsando el hígado y/o destruyendo otros órganos.

12. Esta concepción simplista, pueril y mercantilista de la teoría de la inmunidad, hace que se aplique en misma dosis, independientemente del peso, de la raza, la dieta etc… produciendo auténticos infanticidios.

13. Los médicos se muestran siempre reticentes a diagnosticar enfermedades para las que sus pacientes han sido vacunados; se reciben diagnosis de enfermedades distintas, con mismos signos y síntomas que la enfermedad objeto de “protección” y que no asumen que pueda haberse contraído, por simple prejuicio vacunalista.

La FDA (agencia de control de los medicamentos estadounidense) cree que sólo se comunican el 10% de las reacciones adversas a las vacunas.

El Centro Nacional de información de las vacunas estadounidense declaró que en Nueva York sólo 1 de cada 40 consultorios médicos (2,5%) comunicaban las muertes o los daños después de la vacunación: el 97.5% de las muertes e incapacidades provocadas por las vacunas no son comunicadas (a pesar de que se les exige legalmente).

14. Los forenses se niegan a hacer autopsias cuando hay una muerte ocasionada después de una vacunación.

15. A pesar de toda la agresiva propaganda… ¡¡No tienen aval científico!! Jamás se han realizado estudios a doble ciego y con grupo de control a base de placebo, para comparar personas vacunadas contra no vacunadas.

Padres no avisados se hallan “indefensos”:

16. Los ministerios de sanidad de los países se ven impotentes de frenar la presión de inmensas corporaciones multinacionales que tienen cifras de negocio que superan el PIB de la gran mayoría de los países del mundo, incluida España. Por eso se muestran viles cómplices de la sistemática intoxicación de los cuerpecitos y de las mentes de nuestros indefensos pequeños, chantajeando y manipulando a las asustadas e indefensas madres para que vacunen sin informarles, tal y como establece la ley 41/2002 de los riesgos, ¡no de no vacunar, sino de vacunar! y de las alternativas.

Referencias:

En la pagina Web de la “Vaccine Risk Awareness Network”  de Canada, podemos encontrar el aumento de enfermedades degenerativas en niños coincidiendo con el aumento descontrolado de la polivacunación:

Los casos de autismo han aumentado mil veces en los últimos años.

  • Los casos de diabetes tipo I se han doblado desde los años 80.
  • Las alergias se han multiplicado por 6.
  • TDAH: hoy lo padecen un 10% de la población infantil.

Las personas que decidan vacunar es mejor esperar hasta los dos o tres años de edad del niño, en que el sistema inmunológico este mas maduro. En cualquiera de los casos acudir, antes de vacunar, a algún profesional de la homeopatía para minimizar al máximo los efectos secundarios.

En este informe sobre la vacunación para el sarampión están documentadas e ilustradas muchas de las afirmaciones realizadas en la primera parte de este artículo: Vacunas Sarampión y triple vírica.PDF

Otra página de referencia es www.vaccinerights.com. El abogado Alan G. Phillips se ha especializado en defender a quienes en EEUU se niegan a asumir la obligatoriedad de vacunar de algunos estados norteamericanos.  El resumen y las referencias científicas puede encontrarse en el siguiente documento: Resumen y referencias

En la revista española Discovery Dsalud encontrarán múltiples artículos y referencias, como por ejemplo esta interesante iniciativa.

http://www.dsalud.com/manifiestoantivacuna.html Diciembre 2010.

Y recuerden, en España no existe obligación alguna de vacunar, ningún médico puede obligarnos a vacunar a nuestros hijos, sólo un juez y tan sólo en caso grave de epidemia, podría dictaminarlo

 

This entry was posted in La Energía de la Salud y de la Vida. Bookmark the permalink.

4 Responses to LOS PELIGROS DE LA VACUNACIÓN

  1. punctuation checker says:

    Very useful info. Hope to see more posts soon!

  2. ana says:

    Gracias Victor!!!

    Me encantó encontrarte , aún más sabio…

    Un abrazo

    Ana

Responder a punctuation checker Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>