Más sobre la Naturología

Dadme el poder de provocar fiebre y curaré todas las enfermedades.Hipócrates

La Naturología es la disciplina que estudia y trata al Ser Humano, no como un mero robot bioquímico, sino como una unidad de conciencia dotada de manifestaciones complejas a diferentes niveles, cada una con su entidad propia, pero irremisiblemente unidas. Estos niveles son el más obvio físico-químico, pero también y sobre todo (por menos conocidos), el energético, el mental y el espiritual (también denominado a veces “emocional”). Obviar cualquiera de estos aspectos de la persona, y su influencia sobre su salud, es (al entender de la Naturología) como meter la cabeza bajo tierra cual avestruces, para no afrontar la raíz del dolor, físico y de otras índoles. Lo cual sólo genera más confusión y sufrimiento cada vez.

El Naturólogo no trata “enfermedades” como tal, ni realiza diagnósticos de las mismas, porque sencillamente no cree en ellas. Las etiquetas hacen más daño que otra cosa. Sólo cree en la Vida y en su hija la Salud, y en los obstáculos a estas. Cree, por supuesto, en el dolor y en el sufrimiento porque lo ve a diario. Pero no existen entidades “malignas” externas que nos hagan enfermar. Tanto la responsabilidad como la solución de nuestro dolor a cualquier nivel de nuestro ser, están en nosotros mismos y en nuestra manera única e intransferible de relacionarnos con nuestro entorno.
El Naturólogo es un acompañante en el proceso de recuperar la salud, confiando en los procesos vitales y en remedios o apoyos más o menos externos, pero siempre armoniosos con el Individuo y con la Vida.

La Naturología es una filosofía, es una ciencia y es, sobre todo, una forma de vida.

Varias prácticas nacen de la Filosofía Naturológica. Todas comparten no obstante el tronco común de una visión Cuántica (todo se produce en el marco de la conciencia del observador) y Holística (todo lo que existe es una parte de un todo mayor) de lo que es el ser humano. Se rigen por el reconocimiento y el respeto por los Ritmos y la Unidad intrínseca de todo lo que existe. No existen pues especialidades basadas en divisiones de las diferentes partes anatómicas o funcionales de los seres vivos, porque tal cosa no nace de la realidad de lo que la vida es, sino de la ilusión de una mente enfrentada consigo misma y escindida de su naturaleza, que no puede observar e interpretar lo exterior sino a la manera en que vive su interior.

Las prácticas naturológicas principales son (el orden es alfabético no implica jerarquía alguna) la Homeopatía, la Medicina Tradicional China, la Naturopatía y la Osteopatía. Estas cuatro son las que más tradición y predicamento tienen en occidente hoy en día y las que tienen un corpus doctrinal más desarrollado. No podemos olvidar aquí toda la Tradición Ayurvédica, pero en occidente todavía está poco implantada en general. Junto con estas grandes escuelas existen otras muchas disciplinas como la Kinesiología, la Sicosomática (derivada en buena parte de la psicología humanista), el Shiatsu, la Terapia Floral (“Flores de Bach”) etc..etc.. Para la Naturología existen tantas maneras de curar (y de enfermar) como seres humanos.

Para más información consultar el Blog de GETENAT “La Energía de la Salud y de la Vida”, en el menú lateral de la página.

Comments are closed.